0
Carro vacío

En la película Minority Report (2002), John Anderton (Tom Cruise) controla pantallas con el movimiento de sus manos. FOTO: captura película.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos autorizó que Google use una nueva tecnología que reconoce mediante radar órdenes gestuales como movimientos de las manos en el aire, lo que podría suponer una transformación radical de la pantalla táctil en el futuro.

La innovadora tecnología usa señales de radar a una determinada frecuencia (para lo que se necesitaba la aprobación de la FCC) para captar y procesar movimientos humanos como deslizar un dedo en el aire, chascar los dedos o simular que se da cuerda a un reloj con el índice y el pulgar.

Una vez procesados, estos movimientos son interpretados por el software como órdenes y por tanto permiten llevar a cabo las mismas tareas que se realizan hoy en día mediante pantallas táctiles en teléfonos móviles, tabletas u ordenadores portátiles.

Google anunció por primera vez que su grupo de Proyectos y Tecnología Avanzada estabatrabajando en esta tecnología desde 2015, y lograr la aprobación de los reguladores en el uso del radar era un paso fundamental para poder seguir desarrollando y perfeccionando la técnica en vistas a su potencial salida al mercado.

En concreto, la multinacional estadounidense pidió a la FCC permiso para operar en frecuencias de entre 57 y 64 gigahercios (GHz).

“La habilidad de reconocer los gestos manuales de los usuarios sin contacto táctil para controlar un aparato como un teléfono móvil podría ayudar a personas con problemas de movilidad, lo que a su vez podría derivar en más productividad y calidad de vida para muchos miembros de la sociedad estadounidense”, indicó la FCC en su respuesta.

Los responsables de captar las señales son minúsculos sensores de radar que se instalan en un microchip dentro del aparato en cuestión.

Uno de los ejemplos más gráficos para explicar esta tecnología es el caso de una persona que está mirando una película en su televisor inteligente y, para bajar el volumen, en lugar de usar un mando a distancia o tener que interactuar físicamente con el aparato, simplemente desliza su dedo índice hacia abajo en el aire sin moverse del sofá.