0
Carro vacío

Un 63% de usuarios de ordenadores está expuesto a fraudes a través de llamadas, pop-up, phising o redirección web

Trabajadores en un call center de India.

Si le llaman por teléfono a su domicilio identificándose como un miembro del equipo de soporte técnico de Microsoft, no les crea. La compañía tecnológica denuncia que un 63 % de usuarios de ordenadores tienen el riesgo de ser estafados por parte del supuesto equipo soporte técnico a través de pop-ups, phishing (o estafas de suplantación de identidad porque intentan pescar [fish] la información del usuario), correos electrónicos, redirección web y llamadas telefónicas, la estafa más novedosa en España en los últimos años.

La forma de operar habitual de los defraudadores es el envío de correos electrónicos, redirigidos desde una web fraudulenta o pop-up (ventana emergente que aparece de repente en el navegador y puede contener malware). También llaman al usuario de parte de una persona del equipo de soporte técnico de una compañía tecnológica, que le pide sus contraseñas para acceder a su dispositivo de manera remota con el fin de solucionar un inexistente problema técnico. Algunos expertos aseguran que muchas llamadas a España no son en castellano. “Los tres casos que conozco de primera mano, han sido llamadas en inglés con acento hindú en las que el estafador se identificaba como soporte técnico de Microsoft y de McAfee”, asegura Eusebio Nieva, director de Checkpoint en España y Portugal.ersonal, toman el control del ordenador y extorsionan a su propietario, exigiéndole el pago de una cantidad de dinero para recuperar el control de su dispositivo. En otros casos, los estafadores pueden conseguir los datos bancarios del usuario.

Todas estas estafas se registran desde hace 10 años, pero, en el caso de España, la novedad es la llamada telefónica. “Si te llama alguien por teléfono estás menos preparado para desconfiar, mientras que hoy en día, cuando te salta un mensaje navegando, es más fácil sospechar”, señala Nieva.

No obstante, las cifras de estafados no son tan alarmantes. El porcentaje de usuarios expuestos a fraudes de soporte técnico ha disminuido cinco puntos desde el anterior informe de 2016, según el estudio Global Tech Support Scam 2018 de Microsoft. Sin embargo, las pérdidas de dinero y tiempo que conllevan estos fraudes continúan siendo habituales.

Los datos indican que los usuarios se están volviendo más precavidos, no obstante “ni Microsoft ni McAffe ni ninguna compañía va a regalarte ni un servicio de antivirus gratuito, ni nada, por lo tanto, si alguien te llama con ese pretexto, hay que desconfiar”, apunta Nieva.

Recomendaciones para proteger su equipo

  • Use un firewall. Aunque Microsoft tiene uno integrado y activado automáticamente en Windows 10, Windows 8 y Windows 7 ya tienen un firewall integrado y activado automáticamente.
  • Use software antivirus y manténgalo actualizado. Si ejecuta Windows 10 o Windows 8 en el dispositivo ya tendrá instalado seguridad de Windows o centro de seguridad de Windows Defender. Si tienes Windows 7, puede descargar Microsoft Security Essentials de manera gratuita.
  • Asegúrese de que las contraseñas están protegidas. Han de tener ocho caracteres o más; cuanto más larga, mejor. Combine las letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. No escoja una palabra ni el nombre de una persona o entidad popular. Ha de ser fácil de recordar para usted pero difícil de adivinar para el resto.
  • No abra archivos adjuntos sospechosos ni haga clic en vínculos inusuales de mensajes. Pueden aparecer en correos electrónicos, tweets, publicaciones, anuncios online, mensajes o adjuntos y, a veces, ocultarse en forma de orígenes conocidos y de confianza.
  • Navegue por la web de manera segura. Evite visitar sitios que ofrecen contenido potencialmente ilícito. Muchas web instalan malware sobre la marcha u ofrecen descargas que contienen malware. Use un explorador moderno, como Microsoft Edge, que puede ayudar a bloquear sitios web malintencionados y evita que el código malintencionado se ejecute en el equipo.
  • Aléjese del material pirateado. Evite el streaming o la descarga de películas, música, libros o aplicaciones que no provengan de orígenes de confianza.
  • No use dispositivos USB ni otros dispositivos externos, a menos que sean suyos. Para evitar infecciones de malware y virus, asegúrese de que todos los dispositivos externos provengan de un origen de confianza.