logo

Cada vez será más complicado sacar dinero: la banca seguirá cerrando sucursales en 2021

5 enero, 2021 | 0 comments |
Cajero automático

La banca española seguirá cerrando sucursales en 2021 y los recortes pactados en las últimas semanas en Santander, CaixaBank, Bankia, Ibercaja o Sabadell, entre otras, apuntan a 4.000 nuevos cierres.

2021 supondrá, en muchos sentidos, un cambio sustancial para el sector bancario español. El mercado afronta 2 fusiones prácticamente encarriladas, las de CaixaBank con Bankia y Unicaja Banco con Liberbank, mientras sigue a la espera de que se retome la absorción de Banco Sabadell con BBVA y de posibles acuerdos transfronterizos. 

Sin embargo, en lo que respecta a recortes de plantilla y del número de oficinas, la banca española mantendrá la tendencia que inició hace más de una década y que le ha llevado a reducir en casi un 50% su red de sucursales desde 2008, cuando se inició la anterior crisis económica. Hace 12 años, había 45.662 oficinas en el país, una cifra que ha caído a 22.760 sucursales en los últimos meses, según El Economista.

Entre enero y septiembre, el impacto de la pandemia de coronavirus ha provocado la clausura de unos 1.090 establecimientos bancarios, una reducción del 4,5% respecto al mismo periodo del año anterior y casi 250 oficinas más de las inicialmente previstas para cierre. Este proceso, marcado por la progresiva digitalización y concentración del sector, ha venido acompañado por la destrucción de un tercio de sus empleos desde 2012.

De cara al año que está a punto de comenzar, ese proceso continuará con aún mayor ritmo, según El Economista, que augura que en 2021 se cerrarán entre 3.500 y 4.000 sucursales bancarias, a tenor de los recortes de plantilla y red comercial que se han ido desvelando en los últimos meses entre las principales entidades del país en un contexto de fusiones, de transformación digital y de rentabilidad en caída constante.

En concreto, Banco Santander ha anunciado el cierre de 1.033 emplazamientos antes de agosto de 2021, que se sumarán a las 1.150 oficinas que cerró en 2019 y 2020, mientras que la fusión entre Bankia y CaixaBank podría suponer la clausura de unas 1.400 sucursales en todo el país, según el diario económico, que augura que otras 5 entidades podrían acumular en torno a otros 1.000 establecimientos durante el año próximo.

Este es el caso de Banco Sabadell, que presentará en 2021 su nuevo plan estratégico, de Ibercaja, que prevé desprenderse de 200 oficinas, un 20% de su red comercial, o de BBVA, que mantiene sus planes para recortar su presencia física en hasta 200 sucursales. Mientras, la fusión entre Unicaja y Liberbank podría suponer el cierre de 400 oficinas, además de acarrear una reducción de plantilla que afectará a unos 2.000 empleados.

Este proceso de repliegue de la red de oficinas de las entidades podría generar una posible exclusión financiera de los clientes que se encuentren en núcleos menos poblados y, por tanto, más susceptibles de quedarse sin emplazamientos bancarios, según El Economista, que destaca que el 80% de los pueblos de Ávila, Guadalajara, Palencia, Salamanca, Segovia y Soria carecen de presencia bancaria.

De hecho, en 2018, 1,26 millones de españoles carecían de oficinas en sus localidades, un 34% más que en 2008, lo que suponía que más de 4.100 de los 8.131 municipios que hay en España no contaban con sucursal de ningún banco. En 2021, esta cifra seguirá aumentando, coincidiendo con una mayor presencia digital de la banca española.