logo

Inyectan en México 344 mdd para “startups” de tecnología

27 julio, 2020 | 0 comments |
La actual crisis es múltiple, con impacto económico, financiero y social.

El venture capital crece en México en medio de la pandemia, pues hasta junio pasado los inversionistas que se dedican a inyectar recursos en startups de base tecnológica con capital de riesgo o por fondos mexicanos mostró crecimiento y cerró 39 acuerdos con un valor de 344 millones de dólares (mdd), según información de Transactional Track

Hasta abril de este año se habían cerrado 31 acuerdos con un valor de 303 mdd, y a pesar de que entre mayo y junio la inversión de capital de riesgo se desaceleró, en México se realizaron ocho nuevas inversiones en startups, por 41 millones de dólares.   Hernán Fernández, socio de Angel Ventures, señaló que a diferencia de las empresas grandes, que en temporada de crisis recortan inversión y colaboradores con talento, las startups bien fondeadas aprovechan el momento.  “Una buena parte de las personas que dejan ir las grandes empresas se dedican a emprender, lo que nos deja con una oferta más grande de emprendedores”.

Pese a la parálisis económica provocada por covid-19, en México hay varios casos de startups, especialmente tecnológicas, que han logrado levantar capital de fondos nacionales, extranjeros y de la banca multilateral. Es el caso de Belvo, empresa con apenas un año de creación con sede en México y Colombia que desarrolló una API financiera (Application Programming Interface, por sus siglas en inglés), plataforma que enlaza servicios y bases de datos financieras (cuentas, pagos) y garantiza el tráfico de datos de manera segura y sin involucrar a terceros.

A  finales de mayo recibió una inversión de 10 mdd por parte de Founders Fund (uno de los primeros inversores en compañías como Facebook, SpaceX, Stripe, Airbnb, Spotify y Twilio) y Kaszek Ventures.  Otro caso es el de La Haus, una app que facilita las transacciones inmobiliarias tradicionales de forma digital y que durante 2019 reportó ventas por 250 millones de dólares, un crecimiento de 300 por ciento respecto al año de su fundación. La startup con sede en México y Colombia ha recaudado 10 millones de dólares de parte de los fondos Kaszek Ventures, y NFX y otros inversores en rondas anteriores. De acuerdo con TTR en los últimos meses Dila Capital fue de los fondos de mayor actividad en segundo trimestre, al completar seis operaciones. “Afortunadamente, la mayoría de las empresas se encuentran en una posición de liquidez privilegiada y podrán hacer frente a la situación actual,” comentó Eduardo Clavé, fundador del fondo. 

En el portafolio de Dila, están empresas como la de movilidad Urbvan que se diversificó durante la pandemia hacia el delivery, los restaurantes Grupo Carolo, la comunidad educativa Crehana y la app de estimulación temprana Kinedu, e Incode, un centro de prevención de enfermedades, entre otras.  “Por supuesto, es extremadamente difícil predecir cuánto durará esta situación y cómo se verá el mundo a medida que volvamos a la normalidad. Pero con seguridad estamos listos para adaptarnos y agregar valor a nuestros accionistas y a la economía”, señaló Clavé.

Expectativas de los fondos Camilo Kejner, socio gerente de Angel Ventures, aseguró que invertir en estas empresas ha sido la naturaleza del capital de riesgo o Venture Capital, principalmente en momentos difíciles ya que se trata de un sector contracíclico y que aporta importantes resultados a la economía. “Estamos convencidos de que de esta crisis van a salir los próximos unicornios de la economía mexicana”.   Señaló que la pandemia está dejando dos tipos de emprendedores: aquellos que pueden acomodarse y sobrevivir “para que pase la tormenta” y los que no tenían un buen margen de maniobra en sus reportes financieros y que “se las van a ver negras y estamos seguros de que algunas cerrarán.

O bien renegociarán sus deudas así no sea a sus mejores términos”, explicó Fernández. Para la firma Arkangeles, la actual crisis es múltiple con un impacto económico, financiero y social. De hecho, el 47 por ciento de los emprendedores así como 39 por ciento de los inversionistas están preocupados por la situación actual y estos dos grupos consideran que la vuelta a la normalidad será en 2021. Luis X. Barrios, CEO & Founder de Arkangeles, señaló recientemente que la inversión en startups se ha convertido en una las mejores vías de invertir en talento joven, especialmente, por su preparación, pero también, porque están sufriendo como pocos estas dos últimas crisis, y están aprendiendo a reinventarse a gran velocidad.

Entre aquellas a las que han inyectado capital están Cincel, una app que permite a las empresas administrar, firmar y almacenar sus acuerdos legales sensibles; Finerio, plataforma para habilitar información bancaria de clientes; Moneypool una app de pagos diseñada para el intercambio de dinero entre personas; y Pronto, startup de movilidad integral que ayuda a la logística de última milla, las vans para pooling de pasajeros y el financiamiento a choferes. Del auge a la supervivencia

La industria del capital de riesgo atravesaba momentos emocionantes antes de que el mundo enfrentara la crisis sanitaria y el confinamiento causados por el covid-19. Una vez que se produjo la pandemia, el enfoque pasó casi de inmediato a asegurar la supervivencia de las compañías, lo que puede representar menores inversiones durante este año.   “Los institucionales bien o mal tienen sus diferentes guardaditos como para diferentes activos, ya sea real estate, infraestructura o activos alternativos en donde el golpe fue menos, pero para los inversionistas individuales o family office si fue duro”, señaló Fernandez.   Kejner agregó que a diferencia de la crisis de 2008, en la actualidad la situación tiene aspectos más profundos, pero la experiencia permite aprender cómo manejar a las empresas.