logo

La tecnología ya está, falta difundirla

17 abril, 2020 | 0 comments |

La inminente llegada de la fase 3 de esta pandemia que azota a México abre las puertas nuevamente a que miles o quizás millones de mexicanos que no han visto la tecnología como una aliada, ya sea por temor, desconocimiento o falta de destreza en el uso de la misma, volteen a ver las opciones que tienen a la mano.

Si bien la tecnología está ahí, se requiere saber explicar, por ejemplo, a nuestros adultos mayores, cómo usar una aplicación bancaria, portales de pagos de servicios, de compras en línea, temas de seguridad financiera, aunque ya hay muchos muy ‘duchos’ y cien por ciento tecnológicos; hoy hemos visto las barreras a las que se enfrentan, pero no solo ellos, millones

más que aun con un teléfono inteligente no es suficiente para tener el conocimiento de cómo usar de manera segura su banca en línea o móvil, tarea en la que todos debemos trabajar en conjunto: autoridades, instituciones, familias para ayudar a que sigan teniendo acceso a su banco, pero lo más importante a sus recursos para poder pagar o comprar por esas vías, sin tener que salir de sus casas.

Más claro no lo ha podido decir Luz Adriana Ramírez Chávez, directora general de Visa México: la situación actual está generando cambios de comportamiento en la forma en que trabajamos, estudiamos, interactuamos y compramos.

En tiempos como los actuales, Visa, en colaboración con la industria, ha estado enfocada en proveer soluciones a las necesidades inmediatas de los consumidores, apoyándolos con la tecnología de pagos necesaria, la cual puede actuar como un gran aliado para ayudarlos a resolver sus compras esenciales en supermercados, farmacias u otros comercios. Los pagos electrónicos y digitales son una opción rápida, segura y conveniente para que las personas puedan realizar sus transacciones en línea o presenciales. Ya que el comercio electrónico toma cada vez más relevancia, orgánicamente se ven a más consumidores migrando al uso de servicios en línea.

Y en eso tiene razón también Guillermo Escobar, vicepresidente senior de ventas para Mastercard México, ya que a diferencia de la crisis que se tuvo cuando México sufrió con el H1N1, el sistema financiero cambió en este tiempo la forma en cómo hacemos las transacciones. Hace 10 años poco se hablaba del comercio digital, ahora lo podemos hacer desde casa y ahora aislados como millones están, se puede seguir haciendo operaciones financieras desde básicamente cualquier lado que tenga conexión a internet.

Otra opción que hoy se tiene y que incluso ya se aplica en el mismo Metro de la Ciudad de México es para las personas que se ven en la necesidad de salir de sus casas, que es la tecnología de pagos sin contacto, además de ser conveniente, rápida y segura, pudiera contribuir a la protección personal en momentos en los que hay que tomar mayores precauciones, dado que, en general, las tarjetas con tecnología sin contacto y los dispositivos móviles con credenciales de pago no se tienen que entregar a nadie en el comercio para que se realice la transacción. Este servicio ya lo ofrecen los bancos y ambas emisores, Visa y Mastercard.

Y algo importante es que México ya cuenta con aproximadamente 50 por ciento de las terminales punto de venta habilitadas para aceptar pagos sin contacto, lo que será fundamental una vez que se regrese la ‘normalidad’. Hay que pedir esta forma de pago al comprar para no tener que tocar literalmente nada, pero para eso hay que informarlo y darlo a conocer aún más. Por lo pronto, la moneda está en el aire.