logo

Microsoft comienza a despedir a Windows 8.1.

29 junio, 2022 | 0 comments |

No importará a (casi) nadie, y ni pagando tendrás soporte

Microsoft comienza a despedir a Windows 8.1. No importará a (casi) nadie, y ni pagando tendrás soporte

Microsoft se está preparando para emitir recordatorios a sus usuarios de que Windows 8.1 se quedará sin soporte el 10 de enero de 2023. El gigante del software empezará a enviar notificaciones a los dispositivos Windows 8.1 existentes el mes que viene, como primer recordatorio antes de la finalización del soporte en enero de 2023. Windows 8.1 es una versión del SO del gigante de Redmond que no llegó a cuajar del todo, pero sigue teniendo usuarios.

Las notificaciones serán similares a las que Microsoft ha utilizado en el pasado para recordar a los usuarios de Windows 7 las fechas de fin de soporte. Microsoft originalmente puso fin al soporte de Windows 8 en 2016. Sin embargo, como el 9 fue sustituido por la versión 8.1, habrá que esperar medio año para que el predecesor de Windows 10 siga vigente.

Hay que tener en cuenta que, mientras que Windows 7, que ya no cuenta con soporte, sigue aún teniendo un 13% de cuota de mercado, la versión 8.1 tiene apenas un 3.06%.

Hay que recordar que cuando un SO se quedan sin soporte, el PC puede seguir funcionando igual. Pero como Microsoft ha explicado a lo largo de su historia, aquellos usuarios que se mantengan fieles a esta versión de su sistema operativo serán “más vulnerables a los riesgos de seguridad y a los virus”, precisamente por no recibir las actualizaciones de seguridad elaboradas por Microsoft.

Microsoft no ofrecerá un programa de Actualización de Seguridad Extendida (ESU) para Windows 8.1, por lo que las empresas no podrán pagar por parches de seguridad adicionales y tendrán que actualizar o aceptar el riesgo de ejecutar el software sin actualizaciones de seguridad.

La historia del Windows 8.1

windows 8.1

Windows 8.1 fue algo así como un arreglo para la recepción de Windows 8. Windows 8 había llegado con una nueva visión centrada en el tacto para el futuro de Microsoft, en un momento en que se hablaba mucho de que las tabletas podrían llegar a sustituir al PC. Con este diseño, la de Redmond escritorio tradicional y el botón de Inicio y muchos usuarios de PC lo rechazaron. El sistema operativo que daba prioridad a los dispositivos móviles no encajaba con lo que los usuarios querían. Windows 8.1 recuperó el botón de Inicio.

A pesar de las mejoras de la actualización de Windows 8.1, la cuota de mercado de este SO quedó estancada. El objetivo de hacer frente al iPad de Microsoft en los primeros años de la década de 2010 llevó a Microsoft a perder a muchos de sus fieles. Windows 10 llegó en 2015 volviendo a un estilo más clásico y Windows 11 ha eliminado del todo los Live Tiles.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los equipos con Windows 8.1 no podrán actualizarse a Windows 11, tal y como la misma Microsoft ha dicho, por los requisitos de CPU que ha impuesto la firma. “La mayoría de los dispositivos con Windows 8.1 o Windows 8 no cumplirán los requisitos de hardware para actualizar a Windows 11, como alternativa, los PCs compatibles con Windows 8 y 8.1 pueden actualizarse a Windows 10 comprando e instalando una versión completa del software”, es lo que ha dicho Microsoft en un comunicado.